Skip to content

El Mito de Pegaso

En los mitos griegos existen diversas leyendas cuyos protagonistas son dioses, titanes, héroes… sin embargo existen mitos basados en otros tipos de seres como en el caso de Pegaso. Sin más dilación os dejamos con este estupendo mito griego para niños (que también encantará a adultos) sobre este famoso caballo con alas.

mito de pegaso corto

¿Te gustaría conocer una historia fantástica de un caballo volador, personajes mitológicos y grandes aventuras? Te quiero mostrar la más divertida leyenda de Pegaso, un caballo fuera de lo común. Esta fantasiosa criatura estuvo presente durante el tiempo del Olimpo y quedó fijada por siempre en el firmamento.

Pasa un tiempo emocionante conociendo a Pegaso, el caballo con las alas, las cuales lo hicieron muy especial en la mitología griega. Aquí verás cómo este equino es creado de manera misteriosa, llegó a pertenecer a uno de los dioses más poderosos del Monte Olimpo y por qué una hermosa constelación lleva su nombre. Verás que te encantará leer sobre esta historia.

¿Quién fue Pegaso?

¿Cómo pudo formarse esta fabulosa criatura? Existen dos versiones de su originen totalmente distinta. Una de ellas es que proviene de la sangre de Medusa y se creó en el fondo del mar, de ahí que su nombre significaba “Manantial”. Otra es que Poseidón se transformó en caballo para estar con Medusa y fue cuando ella quedó embarazada.

Cuando él nació también llegó al mundo su hermano gemelo Crisaor, el chico de oro, quien no se parecía en lo más mínimo a Pegaso. Ambos formaron parte de historietas asombrosas junto con los demás héroes de la antigua Grecia.

Este caballo se caracterizaba por tener dos asombrosas alas que le permitía volar sobre el Olimpo, en compañía de Zeus, el dios de la Tierra, quien le gustó tanto sus habilidades que decidió adueñarse de él luego de derribar a Belerofonte, su viejo dueño.

Belerofonte y Pegaso

El antiguo dueño de Pegaso fue conocido como “Belerofonte”. En principio se le llamaba “Leofontes”, pero una vez que asesinó a Belero comenzaron a llamarlo de esa manera. Existen distintas versiones sobre cómo llegó a obtener al caballo. Una de ella fue haberlo recibido como regalo de Poseidón. Otra fue encontrarlo en la fuente de Pinero mientras tomaba agua. La última es un obsequio dado por la diosa Atenea.

Esta última versión es la más segura que haya ocurrido porque coincide con el relato de la destrucción de Quimera, un terrible monstruo bicéfalo que tenía azotada a las poblaciones y todos sus animales. Se caracterizaba por tener cuerpo de una cabra, su cola era una serpiente y sus cabezas eran de león y dragón, escupía fuego para quemar todo a su paso.

Según la leyenda, tras la muerte de Belero, Belerofonte siente la necesidad de purificarse irse a Tirinto y pide ayuda al rey Preto. Con su mala suerte, la esposa del rey se enamora y hace varias artimañas para ganar la simpatía del desdichado joven. Como no obtuvo lo que quería, la malvada reina mintió sobre él, obligando a su esposo a sacarlo del castillo y enviarlo adonde su suegro.

El suegro Yóbates quiere librarse de él, ¿qué hace para lograrlo? Le da tarea de matar a la feroz fiera Quimera. En vista de lo difícil que sería para Belerofonte esta asignación, aparece la diosa Atenea jugando un papel muy importante: le regala la brida de oro para domar a Pegaso.

De esta manera lo hizo y formaron el equipo perfecto que derribó al temible monstruo Quimera. Al poco tiempo lograron ganar contra las mujeres guerreras hijas de Are, dios de la guerra, mejor conocidas como las Amazonas, ganándose así el respeto sobre el Olimpo.

Lamentablemente Belerofonte se llenó de vanagloria y quiso ser un dios más. Zeus, totalmente molesto por su atrevimiento, mandó a un insecto picar a Pegaso. Esto provocó la caída del joven guerrero hasta el precipicio, quedando así lisiado de por vida y sin su caballo volador. Una vez libre se dirige al Olimpo donde es recibido con mucha alegría.

Aventuras de Pegaso en el Monte Olimpo

Una vez liberado Pegaso, Zeus lo recibe en el Olimpo y pasa el resto de su vida con estos dioses. Durante su estadía estuvo presente en un famoso concurso de canto donde interpretaban las Musas hijas de Piero. Estas melodiosas voces eran tan impresionantes que el Monte Helicón se elevaba mágicamente más y más hasta el cielo. Ante tal amenaza, Poseidón dijo a Pegaso que pateada la montaña y ésta volvió a su normalidad. En ese lado surgió la Fuente Hipocrene.

Otro reconocimiento que contar de Pegaso, fue su nombramiento de Portador del Rayo y Trueno por parte de Zeus, un galardón muy codiciado. Además, tuvo la dicha de guiar el carro de la diosa Aurora mientras iniciaba cada amanecer.

La constelación de Pegaso

El regalo más hermoso que pudo darle Zeus a Pegaso fue convertirlo en una hermosa constelación. De esta manera pasó a ser inmortal en un conjunto de estrellas donde las cuatro principales son: Markab, Scheat, Pegasi y Alpheratz; las cuales forman el cuadrante. Y para que no estuviera solo, lo dejó acompañado por otras inmensas constelaciones, siendo las más cercanas: Andrómeda y Lacerta.

Esta hermosa leyenda te muestra el valor de las mascotas en todas las aventuras que puedas tener en la vida. Pegaso puede ser cualquier animal, y podría formar lazos inseparables contigo y hacer el mejor equipo de compañeros en muchos inolvidables momentos.